¿Te mareas cuando viajas en autobús? Sabemos  que es una sensación muy desagradable, hay gente que lo pasa fatal. Puede que seas de esas personas que se marean cada vez que montan en el bus, o puede que solo te pase a veces. En cualquier caso, saber en qué consiste exactamente y qué es lo que le pasa a tu cuerpo, puede ayudar a controlarlo e incluso a evitarlo.

mareo en el autobús

Seguro que ya conoces todo tipo de explicaciones sobre por qué te mareas en el autobús, y tantos otros consejos; come antes de viajar, no comas, intenta dormirte, mira hacia delante, pon las piernas en alto….
También estamos seguros de que sabes que existen medicamentos que pueden ayudarte a evitar el mareo cuando viajas en autocar

Pero como siempre, saber algo más del tema puede ser la mejor de las medicinas.

¿Qué nos dice la ciencia sobre el mareo?

El nombre científico que recibe el mareo por movimiento es «cinetosis», se trata de un problema muy común que  le puede ocurrir repentinamente a aquellas personas que viajan en avión, barco, tren, coche, y por supuesto, en  autobús, especialmente si el camino es sinuoso o con muchas curvas. Sus síntomas típicos son, sudores fríos, una alta salivación, sensación de vértigo, terribles nauseas e incluso puede llegar a producir el vómito.

La explicación más sencilla a la cinetosis que nos da la ciencia, es que esta se da cuando se produce una da descoordinación entre los sensores de movimiento de nuestro cuerpo y el sentido de la vista, es decir, nuestros ojos ven que nos estamos moviendo, pero nuestro cuerpo en realidad no se está desplazando, en ese momento, nuestro cerebro se hace un lío, y pasa lo que pasa.

El neurocientífico Dean Burnett, en su libro “Cerebro idiota: lo que tu cabeza realmente está haciendo”, va un poco más lejos, y asegura que se trata de un error de la evolución humana que nuestro cerebro aún no ha conseguido corregir.
Lo que dice Burnet en concreto, es que la confusión sensorial que produce el estar parado dentro el vehículo mientras este se mueve, hace “pensar” a nuestro cerebro que está siendo intoxicado o envenenado, de modo que, ante tal peligro, es el propio cerebro quien provoca las náuseas conducentes al vómito con el fin de eliminar el supuesto agente dañino que nos está haciendo mal.

Según esta explicación de por qué nos mareamos al viajar en autobús, nuestro cerebro es plenamente consciente de que nuestros músculos no se están moviendo, pese a que los sensores de nuestro cuerpo le indican justamente lo contrario. Nuestro cerebro, no puede entender que el movimiento puede darse sobre un artefacto sin que lo estemos realizando nosotros de forma física.

Cómo prevenir los mareos durante un viaje

Pese a que a decir de la ciencia, en mareo pueda parece inevitable en muchas ocasiones, siempre puedes tener en cuenta una serie de acciones  preventivas que te ayudarán a disminuir la probabilidad de sufrir el incómodo mareo por movimiento.

    • No leer durante el viaje, y menos aún mirar el móvil, la tablet o el ordenador.
    • A la hora de elegir tu asiento dentro de bus, si eres proclive a sufrir mareo, intenta sentarte siempre en las zonas de menos movimiento, te recomendamos, sobre todo, la parte delantera del autobús.
    • No es recomendable que comas mucho antes del viaje, aunque tu abuela te haya dicho lo contrario. Aunque tampoco es recomendable hacerlo con el estómago completamente vacío.
    • El consumo de bebidas energizantes, café, o bebidas con mucho gas, puede hacerte un flaco favor si lo que quieres es no marearte, y del alcohol ni hablamos.
    • Si el viaje es en verano, o en un lugar donde sabes que hace bastante calor, se precavido y viste lo más fresco y cómodo que puedas.
    • Por último,si ya estás en el bus y presientes que vas a marearte, una buena técnica para evitar el mareo una vez que ya a comenzado el viaje, es tratar de buscar puntos de referencia a través de las ventanas de autobús, intentando siempre mantener la vista algo por encima respecto al horizonte, unos 45 grados más o menos.

 

¿Por qué te mareas en Autobús? Entiéndelo mejor para poder evitarlo
¿Quieres compartir este post?Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *